Conductas sexuales de los jóvenes que los adultos desconocen

¿Alguna vez te has preguntado qué hacen los jóvenes en tu ausencia? ¿Sabías que los chicos de nuestras épocas pueden tener conversaciones y conductas sexuales que jamás se atreverían a compartirlas con los adultos?

La nueva generación de jóvenes nació bajo la influencia de las tecnologías que acercan las costumbres, pensamientos e ideas de una región del mundo a otra. El internet, las redes sociales, los videojuegos y los teléfonos inteligentes forman parte del menú diario que consumen niños, adolescentes y jóvenes.

Por eso no es raro que un chico de 12 años comparta en su celular una foto de su cuerpo; ni se extrañe si descubre a sus alumnas apostando a excitar, entre todas, con toqueteos a un compañero.

Asústese, sorpréndase o, ¿por qué no?, imite estas conductas sexuales que practican los jóvenes:

  1. Chat erótico: una cámara y un micrófono conectados a internet sirven para tener una relación sexual virtual en la que las personas desnudas o semi desnudas, se excitan y se masturban.

    2. Sexting: se envían fotos o videos íntimos o en poses sugestivas a otra persona, que puede ser su pareja. Cada vez se utiliza este tipo de mensajes en todo el mundo.

    3. Ligues: o “frees”: son relaciones breves que nacen en una discoteca, un paseo o un bar; se disfruta el momento sin esperar ni una llamadita al día siguiente.

    4. Amigovios o amigos con derechos: consisten en relaciones de pareja sin compromisos pero sazonadas con sexo y romance.

    5. Speed dating: son unas citas organizadas con antelación en un sitio privado con inscripción previa, en las que las personas tienen un tiempo de 5 a 10 minutos aproximadamente, para conversar y conocerse. Aquí se tiene la oportunidad de iniciar un romance si queda flechado por alguien.

    6. Speed plating: son las mismas citas previamente establecidas pero el punto de encuentro es un restaurante; mientras se conversa con el otro u otra, se consume un platillo o comida pequeña. Si algunos de los participantes se atraen, pueden ” comerse” el plato mayor en otro lugar.

    7: Juegos eróticos: un grupo de personas se reúnen (consumen licor o drogas si lo desean) para jugar con dados, cartas o apuestas de contenido picante; algo así como el juego de la botella tradicional pero más atrevido. Aquí se apuesta, por ejemplo, para que varias personas exciten de varias maneras a un chico sin que este muestre una erección o, de lo contrario, pierde el juego y paga una penitencia que puede ser el “aguantar” la introducción de un objeto en el ano sin derecho a quejarse.

    8. Ponceo: es una actividad grupal nueva de algunas tribus suburbanas como los “pokemones” en la que chicos y chicas intercambian besos indistintamente del género. A pesar de lo que usted puede estar pensando en este momento, estos jóvenes no son necesariamente homosexuales.

    Estos nuevos repertorios sexuales juveniles son: ¿aberraciones, locuras o novedades?

Saque usted sus propias conclusiones y decida de qué manera debe educar sexualmente a sus hijos e hijas para enfrentar un mundo saturado de tecnología y relaciones humanas virtuales que ayudan o no a construir una sexualidad humana e integral.