¿Cómo puedo calentarme en la cama?

Esta nota la escribo para las chicas que me leen. ¿Por qué para ellas? Porque las mujeres son las más afectadas por la falta de deseo sexual; aunque les confieso que la consulta masculina por falta de apetito está aumentando.
¿Por qué la libido se baja al punto de desaparecer, después de que una mujer vivía todo el tiempo pidiendo sexo a su pareja y realmente lo gozaba? Bueno, hay muchas explicaciones que se resumen en dos grandes grupos: biológicos o sicológicos.
Entre los factores biológicos que disminuyen el apetito sexual tenemos a las enfermedades, algunos medicamentos o problemas hormonales.Por ejemplo: la artritis dolorosa, una enfermedad respiratoria o renal, la alteración hormonal en las enfermedades de la tiroides, o las drogas que se usan para el insomnio, son algunos casos de los muchos casos que hay y que tiran el deseo sexual a la lona.
Las causas sicológicas tienen que ver con pensamientos, sentimientos o emociones negativos que frenan el apetito sexual. La tristeza o depresión, el estrés, la ansiedad, los resentimientos o rabias ocultos, y los tabúes o miedos al sexo, hacen que una mujer piense en todo, menos en el disfrute sexual.
La falta de deseo te hace sentir apagada y aburrida cada vez que tu marido te invita a la cama.Hasta un besito te fastidia porque sabes que eso va a conducir a algo más, y eso es lo que menos quieres hacer. Muchas de ustedes lo harán por complacer al otro, «por obligación» o para sacarse rápido de encima a ese cansón «que sólo piensa en sexo».
¿Te sientes identificada con lo que estás leyendo? No eres la única y te cuento en secreto que millones de mujeres se sienten igual que tú. ¿Qué hacer con esta situación?
Por hoy te daré tres truquitos que puedes poner en práctica si sientes la llama del deseo en bajo.
1. Invéntate fantasías sexuales muy picantes cada vez que tengas un ratico libre. Cierra los ojos por dos minutos e imagina una escena excitante donde hayas querido estar: en la playa, en el bosque o en tu cuarto. No importa qué tan atrevida sea esa fantasía; mientras más subida de tono, más ayudarás a aumentar tu chispita erótica y eso es precisamente lo que necesitas.
2. Mira videos sexuales o compra libros eróticos que se consiguen fácilmente. El cerebro procesa muy bien la información sexual que le inyectes a través de imágenes. Deja de pensar un poquito en los oficios o en el trabajo y dale rienda suelta a tu imaginación. ¿Qué te gustaría hacerle a tu pareja? ¿Qué querrías que te hiciera en la cama? Compra una panti coqueta, perfuma tus sábanas, compra un juguete sexual o inventa una cena romántica con velas y vino. La sorpresa y la creatividad le darán más color a tu bajo deseo sexual.
3. Habla con tu pareja sobre lo que estás sintiendo y deja de fingir. Entre los dos podrán revisar las posibles causas de tu anorexia sexual para mejorarlas. Que si los niños se acuestan tarde, que si llegas cansada a la casa, que él no te ayuda y te llenas de rabia, que el televisor o el celular interrumpen, etc., etc. Una buena comunicación y la voluntad de mejorar las cosas, tienen un efecto potente sobre el deseo sexual.
Si tu libido ya está totalmente en «off» y sientes que estos consejos no te ayudan, debes buscar corriendo una ayuda profesional antes de que tu pareja se aburra y tú  te quedes para vestir santos.

Escríbeme a edusex60@gmail.com, o sígueme en @nelare60
Llámame para consultas al 3157082894