¿Por qué el sexo mañanero es el mejor?

Un orgasmo de desayuno es el premio mayor del sexo temprano. ¿Habías escuchado esta frase?

No faltan canciones y chistes que aseguran que el sexo mañanero, ese que se practica bien tempranito, antes de que salga el sol, es el mejor. Veamos en qué se basan las personas para sostener este argumento:

  1. Los hombres tienen su nivel de testosterona más elevado en las primeras horas del día y después de un descanso de seis a siete horas, según diversos estudios realizados en el mundo científico. Esto explica también las erecciones fuertes que tienen en la madrugada o cuando despunta el alba.
  2. Después de un tiempo de relajación y buen sueño, el cuerpo está más dispuesto al sexo. Es por eso que una buena cantidad de mujeres que llegan cansadas a sus casas, sólo quieren dormir y dejar la intimidad para las primeras horas del día siguiente, antes de que se despierten los hijos.
  3. Al levantarse, la mente está más despejada y abierta a la sensualidad y excitación, sin necesidad de hacer grandes esfuerzos para conseguir el placer sexual. Además, si en la noche se tuvieron sueños eróticos, eso ayudará a disfrutar más el sexo mañanero.
  4. Finalmente, la revolcadita en las mañanas no exige encuentros previos ni arreglos del pelo o del maquillaje. Si acaso se siente vergüenza por el aliento u otros detallitos, con sólo tener relaciones “en cucharita” (uno se sitúa detrás de la pareja abrazándola) ya se podrá disfrutar intensamente de ese polvito madrugador que dejará contentos a ambos durante todo el día.

Dejemos los remilgos y prejuicios a un lado y busquemos la posibilidad de mejorar la vida sexual propia y de nuestra pareja.