¿Sientes dolor cuando tienes sexo?

Uno de los principales miedos de las mujeres antes de iniciar su vida sexual, es el dolor que se puede sentir en su primera vez. Más adelante y a lo largo de la vida, por diferentes razones, muchas de ellas padecen dolor o ardor durante el coito.

Algunas se quejan y les piden a sus parejas que se detengan; otras se quedan calladitas y sufren en silencio porque les da pena o temen ser rechazadas o cambiadas por otra que “no se queje tanto”, como lastimosamente opinan algunos hombres egoístas.

El dolor ocasional en el sexo ocurre casi siempre por procesos infecciosos o inflamatorios de los órganos genitales o urinarios; también aparece en mujeres que viven con el colon inflamado u otras afecciones abdominales. Un diagnóstico y tratamiento oportunos resuelve el problema.

Pero, cuando ese dolor se vuelve crónico y siempre que hay relaciones la molestia reaparece, hablamos de dispareunia. Esta es una disfunción sexual muy común y que tiene causas físicas o sicológicas. Por ejemplo, una mujer que ha sido abusada sexualmente, va a experimentar dolor coital porque su mente “no acepta” la penetración vaginal como algo placentero.

La dispareunia tiene que ser consultada con el ginecólogo para aclarar, en primer lugar, si existe algún problema físico. En caso negativo, un sexólogo revisará los posibles motivos que originan el dolor sexual; estos van desde una educación sexual represiva y cargada de culpa, hasta el rechazo inconsciente de la mujer a un compañero maltratador.

Si padeces de dispareunia, no dudes en buscar ayuda inmediata. Muchas mujeres que se niegan a solicitar apoyo especializado, terminan en una segunda disfunción sexual llamada aversión al sexo, es decir, fastidio y desprecio por el sexo, agravando más su sexualidad. No dejes que esto te pase.

Te recomiendo algunas cositas:

  • No finjas que lo estás pasando bien. Si te duele, detente.
  • Usa un lubricante a base de agua para aliviar las molestias.
  • Habla con tu pareja y pídele su comprensión y ayuda.

Para de sufrir y goza el sexo como realmente lo mereces.